Baile de Los Fieros

El baile de “Los Fieros”, es el nombre que se da hoy día de forma generalizada a una danza dramática propia del municipio de Palín, Escuintla. Y aunque no hay datos exactos de su origen, lo más probable es que se haya originado a inicios el siglo XVII, pues era una época en la que la actividad económica de la región estaba enfocada en las actividades de hacienda y agricultura, a la compra y venta de ganado; que son los temas que ambientan la danza.

Otra teoría que sostienen algunos historiadores, es que la danza tenga origen prehispánico, y haya sido modificada en muchos sentidos para hacerla encajar con la nueva cultura religiosa traída por España

El área urbana de Palín, tiene cuatro barrios (hoy zonas); San Pedro, San Lucas, San Antonio y San José. Y, actualmente, cada uno de estos barrios tiene su propia versión de la danza. Se cree que la original es la del Barrio San Lucas, conocida como “Los Partideños”, pues es la región del pueblo, de la cual aún hoy se conservan propiedades que derivan de las haciendas de siglos pasados, sin mencionar que es la única versión que tiene un libreto con diálogos para los personajes. En cuanto a las representaciones de los otros tres barrios, son conocidas como “Baile de los fieros”, y más recientemente la versión del Barrio San José fue conocía como “Los Sigüaleños”, diferenciándose de las demás por tener menos personajes.

El baile de los fieros y Corpus Christi

La fiesta cristiana de Corpus Christi es acompañada por muchas manifestaciones culturales propias de cada región en toda Latinoamérica, y en Palín, Escuintla, la danza de los fieros es una de ellas. Cada año, la procesión de la hostia consagrada recorre las calles del municipio, seguido de una imagen de Jesús resucitado que resguarda la cofradía del Santísimo Sacramento. Atrás va el pueblo cantando y rezando, y al final van “Los fieros” bailando y gritando de una forma inconfundible y que los caracteriza.

Es muy probable que esta danza haya sido realizada en alguna fecha especial para los habitantes de la región y que luego haya sido movida a las vísperas y fiesta de Corpus Cristi. Esto, ya que era una forma de unir a la población indígena con las festividades de la iglesia, y en especial esta que es considerada la más importante, trasladando así sus antiguas costumbres y actividades de celebración a la nueva cultura religiosa impuesta por los españoles.

Hoy día, el “Baile de los fieros” se realiza durante la semana de Corpus Christi, siendo los barrios San Lucas y San José los que bailan. Mientras que los barrios San Antonio y San Pedro lo hacen para la fiesta de Santiago Apóstol, el 25 de julio.

Personajes de la danza

En la versión de “Los Partideños”, que como ya aclaramos, es la que cuenta con un argumento y dramatización, existen los siguientes personajes.

  • El patrón (Rey), Es el dueño de la hacienda
  • Mayordomo y Caporal, Administradores de la hacienda
  • Criado, Es quien se encarga de realizar las encomiendas del patrón y los administradores. Suele representarlo un niño.
  • Los Vaqueros, Son quienes se encargan del ganado
  • Novio, Lanchita, Copretente, Macho, Tienen una función por lo general cómica y se cree que representan a los primeros mestizos.
  • Vasallos, Trabajadores de la hacienda
  • Ancianos, Son personajes que representan la antigüedad de la hacienda.

Argumento

Si se desglosa el contenido de la danza según la estructura externa teatral actual, esta tendría cinco actos en los cuales se desarrolla la siguiente historia:

El patrón manda a su criado, mayordomo y otros trabajadores a comprar ganado, pero este no llega completo y provoca un interrogatorio. Primero preguntan al criado, quien traslada la responsabilidad al mayordomo, y este alega que con la riqueza y poder del patrón una o dos reces menos no son importantes.

Se pasan la culpa todos hasta que el patrón se calma y decide no indagar más. En lugar de eso manda buscar a uno de los toros perdidos para que lo traigan y así celebrar la fiesta de Corpus Christi. Inicia entonces, un viaje bastante complicado para los personajes en busca de este toro, atravesando ríos, maleza y muchas otras dificultades.

Cuando por fin encuentran al toro, lo llevan ante el patrón, que no queda convencido del todo. Y es aquí donde la parte por la que seguramente se conoce a esta danza como “Los Fieros” da inicio, pues cada uno de los personajes pasa frente al toro, que es representado por una persona que está bajo una armazón triangular cubierta con tul o cuero de res. Esta armazón tiene dos cachos (cuernos) de toro, que usa para embestir o “torear”. Suele ser una parte bastante violenta, y muchas veces algunos de los integrantes terminan con lesiones en los brazos o alguna otra parte del cuerpo.

En el acto final el patrón agradece a la concurrencia y da gracias a Cristo por la celebración de la fiesta y la danza. Pide también porque el siguiente año las mismas actividades puedan seguirse llevando a cabo.

Vestuario

Es evidente que durante los años el vestuario para la danza ha ido cambiando según la época. Sin embargo, hoy día, todos los personajes usan máscara, que suele ser de madera de pino, la que atan con “pitas” alrededor de la cabeza. Para que esta no les dañe la piel, se ponen un paño (manta de indumentaria) entre ellos y la máscara. Los sombreros y lazos son propios de algunos personajes, como los vaqueros y vasallos. Pero algo que suele llamar la atención es la influencia de cada época en la danza, pues actualmente, los vasallos y otros personajes “extras” representan personajes de caricaturas, películas o famosos, que son embestidos por el toro.

La música

Un detalle importante es la música de marimba. Usan cuatro sones que acompañan la danza, y solo puede ser interpretada con la marimba cromática o “marimba doble”. Este dato es importante, pues apunta a que la música escrita para esta danza no puede ser tan antigua, y que, seguramente las primeras décadas se presentó sin música. Incluso, es probable que los actuales sones sean adaptaciones de piezas anteriores, de las que no hay registro. Cada acto tiene un son específico. Y algunos personajes, tienen un estilo propio de bailar y su propia música. Sin embargo, el más conocido de los sones es el que se usa para la “toreada”.

Importancia de la danza

“El baile de los fieros” es un elemento clave en la tradición y cultura del municipio. Tiempo atrás, solía castigarse a los jóvenes que no formaban parte de esta u otras danzas. En la actualidad hay menos interés en las costumbres y tradiciones del pueblo, ya sea religiosas o culturales, Pero aún así, esta danza dramática sigue viva y latente.

El canal de Choco Hernandez, creador de contenido. Subió un vídeo en el que se muestra parte de la danza de este año y la participación de los jóvenes. También aporta algunos detalles históricos brindados por el Lic. Juan Cornelio Alonzo, historiador palineco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *