Mural “Amatitlán; mi vida, mi historia”

‘’Este mural es un reconocimiento, que se le brinda al hospital nacional ya que hoy en día es más evidente su labor’’. (Carlos Santos Sacú)

En junio de 2021, la academia municipal de dibujo y pintura realizó un mural en las paredes del Hospital de Amatilán, ubicado en la 7ma. Calle, Cantón Hospital.

Ha sido motivo de diferentes comentarios positivos entre locales y nacionales, y sobre todo es un impulso a la motivación artística en los jóvenes amatitlanecos, pues fueron ellos, bajo la guía del maestro Carlos Santos Sacú, quienes lo realizaron.

En los distintos medios se han publicado fotos y vídeos de la obra, resaltando sus colores, dimensiones y la gran participación de los jóvenes. Sin embargo, poco se ha hablado del significado de los elementos y formas que integran el mural.

En una entrevista realizada al profesor Carlos Santos, obtuve información sobre los elementos en el mural y su significado.

El director de la academia de pintura de Amatitlán asegura que cuando se realiza un mural, se debe buscar que la pintura sea comprendida de la manera más fácil y sencilla por todas las personas que lo observan.

Iconografía

  • La lámpara representa la salud, la esperanza, la vida del ser humano y el esfuerzo de su ardua labor en cada enfermera, y la luz que sale de ella son los niños que transmiten a través de su juventud y de su sonrisa el dinamismo físico que se convierte en bienestar.
  • Otra figura en el mural, y que es representativa del hospital es la imagen de San Rafael; el patrón del centro médico, del cual se tiene la creencia que sanaba a la gente con una dieta del pescado y una agüita milagrosa que contenía su tecomate. Todo aquel que la tomaba recobraba la sanidad, y es por eso que se atribuye a él la devoción como patrono de la salud.
  • Luego le siguen los iconos representativos del barrio; como el campanario del calvario. Frente a él hay una pila y un parquecito -que actualmente ya no existe-.
  • Hay un tapasol, que representa la devoción con la que curaban las monjitas y que era con lo que se cubrían la cabeza, y que les daba la apariencia de una gaviota.
  • En la parte derecha hay algunos canastos, que son representativos del barrio San Lorenzo y que son típicos de Amatitlán.
  • Se observan las flores de timboque, que aparte de ser decorativas, se cree que poseen el don de curar, pues es un elemento de la naturaleza.
  • En el lado izquierdo, con la lámpara vuelven a aparecer las flores de timboque, y lo acompañan instrumentos que se usan en la medicina; un termómetro, un bisturí y un estetoscopio.
  • Está incluido el esquisúchil, una flor que se utilizaba mucho en medicamentos y a la que se atribuyen méritos curativos porque la usó el Santo Hermano Pedro.

Reconocimiento a los empleados de la salud

El mural ha logrado el cometido de demostrar el talento de la juventud amatitlaneca y es una invitación a fomentar la cultura entre los vecinos y así conocer un poco de nuestra historia e identidad.

El significado total y general del Mural, es que se pueda comprender y valorar la labor que realiza todo el personal que trabaja en el hospital, y que de una forma u otra brindan una ayuda a la comunidad. Tenemos que ser agradecidos y darles mérito.

El proceso y los materiales

Se utilizaron materiales 100% acrílicos de base látex. Primero se curó la pared con un producto que se llama elastomérico y que es de látex; tiene bastante pigmento de titanio y se adhiere muy bien. También se utilizaron brochas de pelo sintético y brochas comunes.

Sobre el autor

Carlos Santos Sacú, incursionó en el camino del arte a los 8 años; como cualquier niño, empezó a participar en concursos de dibujo y fue ganando reconocimiento. Asistió a la UP (Universidad popular de arte) donde se identificó por sus dibujos. Estudió ahí por 2 años. Estuvo en la Escuela de Artes Plásticas ¨Rafael Rodriguez Padilla¨, y ha tomado varios talleres que le dejaron experiencia para futuros trabajos.

Trabajo en cerámica por 10 años y en CAPRITEX, donde realizaba diseños textiles; trabajos que le dejaron experiencia para poder avanzar en el dibujo. Actualmente lleva 57 años de trayectoria.

Tiene otros intereses como el deporte, especialmente el fútbol, que dejó de jugar a los 60 años debido a lesiones en sus rodillas. También practicó ciclismo y natación, y soñó con alguna vez participar en las Olimpiadas. Le gusta la música siempre ha querido aprender a tocar marimba y violineta, aunque no practica frecuentemente.

Versión imprimible en JPG

Puedes descargar una versión de este artículo en JPG.DESCARGA DESDE DRIVE

1 comentario en “Mural “Amatitlán; mi vida, mi historia””

  1. Ese mural nos representa como guatemalteco porque representa toda la fauna de nuestra hermosa Guatemala y la lámpara dee Aladino representa el deseo de cambiar para bien a nuestra patria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *